Páginas y Reviews

jueves, 12 de mayo de 2016

CAZASONIDOS... 4ª Entrega - Los pelos de punta... La Niebla BSO por Dead Can Dance y Mark Isham (y en qué se inspiró Enigma)

Me he visto obligado a convertir esta entrada en un nuevo capítulo de "CAZASONIDOS: El ataque de la Oreja Vespertina" ya que a poco de terminar de escribir esto me he dado cuenta de que hay un tema de Enigma que tiene serias similitudes con éste que nos ocupa.

En cursiva el texto original con algunas correcciones, y lo demás en letra normal... rectificar es de sabios. :)

Hay pocas canciones que hagan que se me ericen los pelos. Creo que con esto está dicho todo... o casi todo.

Para los que tengan curiosidad y quieran más detalles, el tema en cuestión se titula Host of The Seraphim y es una composición e interpretación del grupo Dead Can Dance, dentro de la BSO que es de Mark Isham.

Por un lado tenemos a Dead Can Dance que (no verificado) ha hecho cositas como la famosa canción de gladiator, la del final, por cierto. Y muchas cosas más; es un grupo que podríamos calificar como de culto, con una historia entrecortada y atípica, pero con canciones que hemos escuchado alguna vez en nuestra vida y que nunca hemos sido capaces de identificar correctamente.

De Mark Isham, ya conocía algo, gracias a un programa que había en Radio 3 y que se titulaba Diálogos 3, y era presentado por Ramón Trecet (Sí... el que dice "catacrock" y cosas parecidas en las retransmisiones de baloncesto).
En este programa dedicado a las "nuevas músicas" por definirlo de alguna manera, entre otros compositores varios se podía oir algo de Mark Isham de vez en cuando.

La cuestión es que hace unos días me dió por ver la película La Niebla basada en la novela de Stephen King, y se me volvieron a erizar los pelos al oir la canción junto a las imágenes del final de la peli (a estas alturas creo que no hago ningún spoiler, pero por si acaso no digo más).

La canción me encanta, pero me deja un sentimiento de pérdida terrible y debido a que (creo) tengo un "corazón frágil" me deja hecho polvo... y el erizamiento de pelos aún persiste, pero estoy tratando de inmunizarme mientras la oigo varias veces mientras escribo estas lineas.

Da igual, me volverá a pillar otro día de improviso... la oiré en alguna parte cuando esté haciendo algo cotidiano; y entonces me quedaré, de nuevo, pasmado, sintiendo cómo se erizan de nuevo los pelos de mis brazos y al mismo tiempo notando un calor alrededor de los ojos...
la respiración se entrecorta... y pensaré, otra vez,  qué tristeza...
y pensaré que he perdido cosas y luego recordaré que he encontrado otras...
Pensaré en lo que he dejado atrás y en lo que todavía queda por recorrer...
y volveré a pensar en definitiva que estoy ante una verdadera obra de arte.

A continuación, y para no marear más la perdiz, la comparación orejera de los temas "Host of The Seraphim" (Dead Can Dance) versus "Damascus" (Enigma). Fíjense que tienen hasta unos tambores que, aunque no son iguales, la cadencia y ritmo son muy parecidos, a parte de que la voz principal es un lamento.

video


Dado el historial de supuestos plagios por parte de Michael Cretu (Enigma), me veo inclinado a decir que este señor se basó en en el tema de Dead Can Dance. Aunque, no me extraña, la verdad, si es que le impactó tanto como a mí.

Por otro lado, las voces son diferentes. En el tema de Enigma la voz es más sensual y moderna. Del tema de Enigma me gusta la parte del final cuando la cantante hace algo así como "oaaaaaa... uhm uhm uhm uhm"... bueno, sabrán lo que digo si oyen el audio-video.

Pero el tema de Dead Can Dance es impresionante y la voz es desgarradora y más aguda, como una mezcla entre una cantante clásica y celta, aunque nos pueda parecer algo oriental por los juegos que hace con la voz.

Nótese también que al principio se oyen órganos en los dos temas, diferentes también... pero con el mismo propósito musical de crear una atmósfera de expectación.

Total, que si me llaman a jurar, diría que Enigma se inspiró directamente en este tema de Dead Can Dance.

La culpa es de mi oreja... de mi oreja vespertina.