Páginas y Reviews

martes, 1 de enero de 2013

Empieza el 2013... espero que nos vaya algo mejor.

Este año no ha estado muy bien la cosa. Crisis por todos lados, gente sin trabajo y pasando penurias a montones. Gente con trabajo y, también, pasando penurias porque se aprovecha para exprimirlos aún más...

Muchos conflictos nacionales e internacionales, gente sin saber qué creer o qué sentir, gente sintiéndose impotente ante tanta golfería y viendo cómo dichos golfos salen impunes de todas sus trampas.

Vamos mal... muy mal.

Luego veo un facebook lleno de deseos de felicidad y amor para todos... JÁ... Me pregunto si todos los que desean todas esas cosas para los demás, realmente, luego lo practican.
No cabe duda de que facebook es un escaparate. Allí la gente pone sus cosas y "se vende"; yo incluído, también soy culpable. También podría ser este blog un escaparate, aunque hay gente que ya ha leído cosas aquí y me han dicho el mejor piropo que, en mi opinión puede hacerle un lector a alguien que escribe; me han dicho: "he leído tu blog, y es que... eres tú". (aprovecho para echarme unas florecillas por encima).

La noche del 31 la he pasado metido en mi casa, más bien en mi cama, refunfuñando y tratando de pasar página de una vez a estos días que ya no me gustan tanto,y buscando que me dejaran en paz; paz que desde que tengo uso de razón no he tenido y probablemente nunca tendré si no es cuando me llegue la muerte.

A pesar de toda la falsedad, los disimulos, los falsos y vacíos deseos navideños y para el nuevo año, y toda la parafernalia que acompaña a esta época del año, me da la sensación de que la gente quiere cambiar, de que algo se está gestando y que realmente sí ha habido un cambio de era durante estos días.
Tengo la sensación de que algo nuevo nace, en alguna parte y que va a traer cambios prodigiosos. Me da que es algo bueno, a pesar de que mi lógica quiere siempre decir lo contrario, pero realmente creo que es algo bueno.

Quiera Dios que la gente se empiece a dar cuenta de que estamos todos en el mismo barco; un barco pequeñito perdido en la inmensidad. Somos viajeros y cruzamos el cosmos, y somos almas viajeras también, y cruzamos un mar espiritual que nos lleva a la ansiada perfección, la ansiada paz.

Debemos empezar a dejar de lado las diferencias y mirarnos un poquito más los unos a los otros con buenos ojos, tengo que aplicarme el cuento. Es difícil tratar a otra persona como te tratarías tú, siempre chocan los deseos de unos con los otros, y la línea que separa la libertad de uno y la del otro es una cosa muy difusa.
Mi creencia heredada y principal es la cristiana, un poco herética, todo hay que decirlo, y... ¡juer!... cada vez que pienso en ese famoso mandamiento que resume todos y que dice "Amaos los unos a los otros como yo os he amado"... la verdad es que ¡Vaya cosa más difícil nos mandaste, Jesús!. Es el mandamiento más simple pero el más difícil de cumplir.

Total, que mientras sigamos haciéndonos la vida imposible no vamos a avanzar mucho. Es evidente que si sobrevivimos a esta "adolescencia tecnológica" como dicen en Contact, tendremos que evolucionar un poquito en el aspecto moral y social, si no, el mundo seguirá siendo como siempre ha sido desde que empezó.

En fin, tampoco quiero extenderme demasiado porque estos temas los pienso tratar en unas cuantas letras que estoy escribiendo y que a lo mejor algún día cuelgo por aquí.

Sólo me queda decir que también se perfilan cosas buenas en el horizonte, cosas como el interés por el espacio o el mundo subacuático y la manera de colonizarlos, extendiendo el radio de acción de la especie humana. No será este año 2013, claro, pero ya se van construyendo los pilares para futuras investigaciones.
Y en el aspecto social parece que empieza a gestarse un movimiento "anti-golfos", aunque hay partes de información que no nos llegan porque no quieren que lleguen.
Creo que también se está tomando bastante consciencia ecológica, a pesar de que las multinacionales sigan haciendo de las suyas; y creo que también se va tomando consciencia de lo importante que es la energía y el buen empleo de la misma.

En resumen, adiós 2012... hola 2013, pasa y no te rebotes, pórtate bien que no está el horno para bollos.